Cambia Tu Mente Y Perde Kilos Rapido!

16/03/2010

La mayoría de la gente con la que platico sobre salud y condición física habla sobre “ponerse en forma”. Sin embargo, no creo que se den cuenta de que en realidad sus palabras  resultan contraproducentes para sus aspiraciones de quemar grasa. Escuchas a mucha gente lamentarse por estar fuera de forma y decir, “Necesito ponerme en forma y quemar grasa”, o “Quiero ponerme en forma y quemar grasa”. Lo que nunca escuchas es, “Quiero ponerme en forma, quemar grasa y mantenerme de esa manera.”

Quizás quieran estar en forma, pero su mentalidad se concentra en ponerse en forma. Esto los vuelve más susceptibles a las dietas de moda y al último aparato de ejercicio en el mercado. Están tan concentrados en ponerse en forma que prácticamente probarán cualquier cosa sin importar lo ridícula o difícil que pudiera ser, todo porque están enfocados totalmente en la meta a corto plazo.

Un simple cambio de una mentalidad de “solución rápida” a una que busque el éxito a largo plazo te llevará por el camino correcto. Te sentirás menos atraído por la publicidad que aparece en la televisión en la madrugada, y estarás más concentrado en hacer las cosas adecuadas la mayor parte del tiempo. ¿Estarías de acuerdo con que una buena salud y condición física que dure toda la vida es lo más importante?

Por supuesto, la creación de un ambiente en tu cuerpo que te permita quemar grasa rápido es esencial para esta meta. Una persona que está en forma a los 50 y 60 años es mucho más impresionante que alguien que está delgado y en forma a los 20 y 30 años. Eso se debe a que la dedicación que se necesita para mantener un plan de ejercicio adecuado y una estrategia sensible de nutrición por el resto de la vida, es raro de encontrar. Es una mentalidad inusual.

Si realmente deseas transformar tu físico y tu salud para siempre, debes de convertirlo un estilo de vida, un hábito. Y eso comienza en tu mente. Eso es lo que hace la gente que está delgada de por vida. De hecho, si pienso en toda la gente que conozco personalmente que posee una grandiosa forma desde hace algún tiempo, comienzo a comprender que aplican sus mentes en estar en forma.

Piensan al respecto día y noche, no obsesivamente, pero con cada cosa que hacen… subconscientemente piensan, “¿Esto va a afectar positiva o negativamente mi salud y condición física a largo plazo?”. “¿Razonablemente estoy haciendo todo lo que puedo para quemar grasa y vivir un estilo de vida saludable?”

La buena noticia es que la investigación muestra que puedes desarrollar hábitos sencillos como los involucrados en la alimentación y el ejercicio apropiado, en menos de un mes… a veces más pronto. Además, con el tipo de ejercicio y consejos de dieta que les recomiendo a mis estudiantes, no necesitas renunciar a tus actividades o a tu vida por estar entrenando todo el día, ni necesitas seguir una dieta loca que de ninguna manera puedes incorporar a tu estilo de vida.

Asimismo, he descubierto que después de unos cuantos meses practicando estos métodos, tu cuerpo comenzará a decirte que desea seguir haciendo ejercicio y comer adecuadamente… no te sentirás bien si no lo haces. ¿Por qué? Porque tu cuerpo naturalmente desea estar sano y delgado.

Por lo tanto, te insto a abandonar la mentalidad de “ponerse en forma”, y en su lugar adoptar la idea de estar en forma y crear ese incinerador de grasa que es tan esencial para tener una salud y condición física que dure toda la vida.

Imagínate en el cuerpo de tus sueños, hoy, mañana y dentro de 5, 10, 20 o más años a partir de ahora. ¿Qué estarás haciendo para entonces, en tu cuerpo delgado, fuerte y sano? Es muy probable que no estarás intentando “ponerte en forma”. Más bien, estarás quemando grasa 24/7, disfrutando de la vida como se debe… lleno de vitalidad y pasión.

Por Rob Poulos, Experto en Pérdida de Grasa y Acondicionamiento Físico, Creador del “Incinerador de Grasa”

Como Aumentar Tu Metabolismo Con Un Ejercicio?

16/03/2010

Pregúntales a diez personas cuál tipo de ejercicio se debe de hacer para quemar grasa y estimular el metabolismo, y probablemente te dirán lo mismo. Te dirán que debes de hacer de 30-40 minutos de ejercicio aeróbico a ritmo moderado en una caminadora, máquina elíptica, escaladora, etc., 3-5 veces a la semana.

Probablemente también te dirán que más es mejor… 4 veces a la semana serán mejor que 3, y 5 veces a la semana sería mucho mejor.

La gente te dirá esto porque esa ha sido y sigue siendo la recomendación general para quemar grasa de muchos profesionales del acondicionamiento físico. Permanecer en un cierto ritmo cardiaco objetivo y permanecer en él durante 30 minutos más o menos, varias veces a la semana. Aquí estoy para decirte que existe una manera mejor.

Seguro, quemarás algunas calorías mientras estás corriendo hacia ninguna parte en una caminadora, pero no lograrás una transformación física completa solo con este tipo de ejercicio.

De hecho, este tipo de ejercicio puede resultar contraproducente para quemar grasa. Estas son solo algunas razones:

Los ejercicios aeróbicos de larga duración y baja intensidad utilizan tu grasa corporal almacenada para obtener energía durante las sesiones. Aunque en apariencia esto parece bueno, en realidad puede hacer que tu cuerpo desarrolle más grasa corporal de reserva después de que acabó el entrenamiento para estar listo durante tu siguiente entrenamiento. ¡Cielos!

Lo que es peor, es que cuando se hace de manera frecuente este tipo de ejercicio, tal como te lo sugieren típicamente, entrena a tu sistema cardiovascular para que sea eficiente. Otra vez, aunque esto suena bien, en realidad tu corazón y pulmones reducen su capacidad de trabajo ya que se están volviendo más eficientes al hacer un trabajo fácil (tus entrenamientos aeróbicos de larga duración y baja intensidad), lo cual reduce su habilidad para manejar el estrés.

Esto puede provocar otros problemas incluyendo una probabilidad más alta de sufrir un ataque cardiaco. Solo estás trabajando dentro de tu actual capacidad aeróbica, porque nunca la desafías para ir más allá de lo que es capaz de hacer. Además, cualquier cosa que es fácil no proporcionará resultados cercanos a los que obtienes cuando desafías a tu cuerpo.

En cambio, debes de desafiar a tu cuerpo para incrementar su capacidad, para que se vuelva más fuerte y pueda lidiar con el estrés más fácilmente. ¿Cómo logramos esto?

La manera más rápida y eficiente para acelerar tu metabolismo, para quemar grasa más rápido y desarrollar una salud y condición física que dure toda la vida es añadir músculo a tu cuerpo a través de un periodo de entrenamiento de resistencia. ¿Quieres resultados que cambien tu vida lo más rápido posible? Vuélvete más fuerte y desarrolla algo de músculo. Cuando añadas músculo delgado a tu cuerpo, literalmente lo convertirás en una ¡máquina incineradora de grasa!

Digamos que has estado comiendo la cantidad de calorías que te permiten mantener tu actual peso corporal, pero comienzas a añadir músculo delgado a tu cuerpo mediante un entrenamiento apropiado de resistencia… necesitarás usar algunas de esas calorías que estás comiendo para alimentar el nuevo músculo, creando así un déficit calórico en tu cuerpo.

Además, cuando estimulas a tu cuerpo con un entrenamiento apropiado de resistencia como el que le enseño a mis estudiantes, el proceso de reparación y crecimiento utilizará la grasa corporal almacenada para obtener energía. Este déficit calórico combinado con el proceso de reparación y crecimiento te permitirá quemar grasa todo el día, todos los días. Incluso tendrás estos efectos quemadores de grasa cuando estés sentado sin hacer nada.

Asimismo, el entrenamiento de resistencia efectuado apropiadamente incrementa la capacidad de trabajo de tu corazón y pulmones. Al aplicar demandas intensas sobre tu cuerpo, este se ve forzando a estar listo para cualquier cosa a la que lo sometas. Esto te vuelve más resistente a los problemas de salud cardiovascular que afectan a la mayoría de la gente… incluso a aquellos que se ejercitan frecuentemente con ejercicios aeróbicos.

Igualmente, lo hermoso de esto, es que he descubierto que no tienes que dedicar mucho tiempo al entrenamiento para obtener los efectos de pérdida de grasa y las ganancias de fuerza y músculo que crearán este ambiente…de hecho puedes lograrlo con 2 ó 3 entrenamientos que duran entre 20 y 30 minutos, e incluso menos tiempo en el nivel avanzado.

Además es fácil incorporar este tipo de ejercicio a tu vida debido a su eficiencia… y te ayudará a permanecer delgado y saludable por el resto de ella… ¡Los incineradores de grasa están hechos de músculo! Eso puedo prometértelo.

Por Rob Poulos, Experto en Pérdida de Grasa y Acondicionamiento Físico, Creador del “Incinerador de Grasa”

Tenes Ganar De Quemar Grasa En Serio?

16/03/2010

En relación a la mayoría de las cosas buenas que hacemos en la vida, confiamos ciegamente en nuestra visión o vista como el factor determinante para decidir si creemos o no en algo. Desafortunadamente esto también aplica cuando hablamos de quemar grasa. ¿Cómo dice el viejo refrán? Una imagen dice más que mil palabras, ¿verdad?

Bueno, cuando posamos nuestros ojos en la foto que muestra un tipo musculoso o una chica explosiva con seños grandes en la cubierta del último producto para acondicionamiento físico o para perder peso, algo pasa. Nos emocionamos. ¡Muy probablemente nos emocionemos mucho!

Desafortunadamente, esto es algo de lo que se aprovechan muchos en la industria del acondicionamiento físico. Saben esto y lo usan en su beneficio. El proceso es sencillo: solo necesitan colocar un tipo o una chica bien parecidos y en excelente forma en el producto, para que este se venda. Ni siquiera tienen que decirte que te verás como dicha persona, ya saben que subconscientemente asumirás que eso pasará. Como deseas quemar grasa desesperadamente, este se vuelve un juego demasiado fácil esta industria.

Por supuesto, unas cuantas semanas después, quizás comiences a perder las esperanzas y te des cuenta de que va a ser muy difícil estar a la altura de esos lineamientos poco realistas y exageradamente estrictos. Tienes una vida, ¿verdad? Es cierto, quieres quemar grasa, pero también tienes un trabajo, quizás una familia y otros intereses en la vida. No me malinterpretes, me encanta un entrenamiento grandioso para quemar grasa, ¡pero se que no deseas pasar cada hora del día, por el resto de tu vida, haciendo ejercicio!

Todo esto me pasó muchas veces cuando era más joven. No me sentía feliz con mi peso, quería quemar grasa y buscaba la manera más eficiente para adelgazar, fortalecerme y estar sano; sin embargo, no deseaba pasar demasiado tiempo en el gimnasio, o tener que seguir un plan de dieta irracional durante largos periodos de tiempo.

Después de más de una década experimentando en mi mismo, amigos, parientes y perfectos extraños, reuní algunos de los secretos que funcionaban mejor para quemar grasa en la menor cantidad de tiempo.  Ahora bien, lo que me orilló a hacer esto, fue la increíble cantidad de frustración que se que miles de personas están pasando en este momento.

¿Por qué? Para contestar esto, quiero que comprendas los aspectos psicológicos a los que nos enfrentamos en el mundo de la salud y el acondicionamiento físico.

¿Cómo se le dice a hacer algo una y otra vez esperando un resultado diferente? Muy bien, voy a responderte… ¡Locura! En cierta manera, la industria del acondicionamiento físico te está volviendo loco mientras buscas quemar grasa y tener un cuerpo delgado, fuerte y sano. Sus promesas son demasiado buenas para ser ciertas, y a menudo no pueden cumplir con las expectativas. En muchos casos, prometen en exceso y sus resultados están por debajo de lo esperado.

Es un enorme juego psicológico que la industria del acondicionamiento físico está jugando con nosotros, el cual se remonta a nuestra infancia. Cuando éramos niños, en la escuela nos enseñaron que podríamos hacer todo lo que quisiéramos cuando creciéramos. Tus padres probablemente te dijeron que podrías lograr cualquier cosa que quisieras si lo creías con la suficiente fuerza. Los míos lo hicieron.

Aunque esto puede ser fuente de gran inspiración para lograr los objetivos de la vida, también puede ser usado contra ti, sin que lo sepas. En gran medida eres producto de tus características genéticas. De la misma manera que un enanito jamás podrá jugar en la NBA, y alguien flaco jamás podrá ganar una competencia de culturismo de pesos pesados.

Lo cierto es que estas dos personas pueden quemar grasa y obtener la mejor forma de su vida, pero nuestros genes son responsables en gran medida de como terminaremos viéndonos cuando tengamos esa mejor forma. Normalmente esto no te lo dicen en la industria del acondicionamiento físico, quieren que creas que cualquiera puede verse como un fenómeno genético de la naturaleza… con tan solo seguir sus programas.

Por favor, comprende que no estoy diciendo que estás condenado por tus genes… todos pueden lograr mejoras asombrosas en sus físicos realizando ejercicios adecuados y teniendo buenos hábitos alimenticios. Me refiero a que cuando comenzamos a compararnos con las personas que aparecen en las revistas es cuando nos metemos en problemas, nos perdemos en ese círculo vicioso de exageraciones y sensacionalismo que actualmente prevalece tanto en el acondicionamiento físico y la quema de grasa.

Como dije antes, tienes una vida. Eres una persona ocupada. Todos lo estamos. Vivimos en una sociedad que va a un ritmo rápido, en la era de la información, en la cual tenemos que completar demasiadas tareas y muy poco tiempo para hacerlo. No se tu, pero muchas veces me encuentro a mi mismo tratando de meter todo lo que hago en esas pocas horas que hay entre el momento que me levanto y me voy a dormir. No es fácil.

Entonces llegan los gurús del acondicionamiento físico diciéndote que para quemar grasa y estar en buena forma tienes que entrenar todos los días o casi todos. Que tienes que hacer aeróbicos o ejercicios cardiovasculares para quemar grasa, varias veces a la semana. Que tienes que entrenar con pesas otros tantos días a la semana, de modo que literalmente terminas entrenando 5-6 días a la semana, todas las semanas. Si lo quieres, tienes que hacerlo, te dicen.

Estoy aquí para decirte ¡que eso está muy alejado de la verdad! Muchos de estos programas también te dirán que tienes que seguir alguna dieta irracional para quemar grasa. Esto puede incluir eliminar todos o la mayoría de los carbohidratos, ingerir enormes cantidades de suplementos o alguna otra poción mágica para perder peso. Además de eso, cuando sus programas no cumplen las expectativas, te dirán que todo el mundo es diferente y que tienes que descubrir lo que funciona bien en ti. Espera un minuto… ¿No te habían dicho que su programa te prometía el cuerpo de la portada?

Lo que están haciendo es mantenerte en esa locura del acondicionamiento físico que mencioné antes. Te mantienen haciendo lo mismo (probando el siguiente producto o entrenamiento y régimen de dieta de moda), prometiéndote los mismos resultados maravillosos de quema de grasa. Si no funciona, te recomiendan el siguiente método grandioso. Mucha gente usa el siguiente producto o promesa milagrosa mientras ¡la industria del acondicionamiento físico lo usa en su beneficio!

Desafortunadamente esta industria, en muchas maneras, se ha convertido en un ciclo de exageraciones y sensacionalismo. Es cierto, existen algunos entrenadores y profesionales de buen corazón, pero incluso algunos de ellos están siendo controlados por los propietarios de los gimnasios, por los editores de revistas y las compañías de suplementos. ¡Ahí es donde está el dinero! Incluso si están tratando de ayudarte, se convierten en víctimas involuntarias de la maquinaría.

Anuncian sus productos, programas y dietas utilizando lo más selecto entre los bendecidos genéticamente. Oye, si funcionó en ese tipo o en esa chica que tiene un físico impresionante, funcionará en mí. Caí en la trampa demasiadas veces, hasta que comencé a investigar y experimentar como lo dije antes.

Entonces, un buen día finalmente desperté y descubrí por mi mismo los secretos que unos cuantos conocen. Secretos que jamás dominarán las recomendaciones generales de la industria del acondicionamiento físico porque no son populares entre la gente que la controla. ¿Por qué?

Porque estos principios no venderán enormes cantidades de aparatos o dispositivos ridículos para hacer ejercicio, o pociones mágicas. Mis estudiantes del Incinerador de Grasa son instruidos en la aplicación apropiada del entrenamiento de resistencia intenso y progresivo, en la ingesta de una dieta llena de alimentos ricos en nutrientes, en beber mucha agua, y en la procuración de grandes cantidades de sueño de calidad y descanso.

Sin embargo, nuestra mente subconsciente es poderosa, uno tiene que estar atento… porque incluso ahora puedo sentirme atraído por los fascinantes anuncios que pasan por la noche en la televisión, a pesar de que estoy bien informado. Por lo tanto, tienes que estar en guardia.

Si la gente le prestara más atención a principios probados como los que le enseño a mis estudiantes y pasara menos tiempo con el último “Rompe-traseros” o “depurador de grasa” en el mercado, todos seríamos más sanos, más delgados, más fuertes y más felices.  Así mismo, también estaríamos quemando muchísima más grasa en el proceso.

Por Rob Poulos, Experto en Pérdida de Grasa y Acondicionamiento Físico, Creador del “Incinerador de Grasa”

Como Perder Peso Y Acondicionarte Fisicamente?

16/03/2010

Siendo miembro de un popular gimnasio durante algunos años, observé incontables personas que se sentían frustradas con sus rutinas de ejercicio para quemar grasa y prácticas de alimentación, por trabajar muy duro y durante tanto tiempo, y sin embargo, virtualmente no presentar mejora alguna.

Muchos de mis amigos y parientes me hablaban de este o aquel nuevo programa o producto que acababan de comprar, el cual era la solución para lograr sus metas de pérdida de grasa o acondicionamiento físico. Se sentían muy emocionados al respecto y no podían esperar para comenzar

Luego, unas cuantas semanas después, la misma gente despreocupada, que en un inicio brincaba de alegría por su nuevo plan para quemar grasa y tener un nuevo cuerpo, estaba completamente desanimada. Era algo difícil de ver.

Les preguntaba que tal iba su plan para quemar grasa y ellos me contestaban que parecía muy bueno al inicio, pero que no obtenían los resultados que esperaban o que sentían que les habían prometido. Rápidamente se cansaban de seguir los entrenamientos diarios y descubrían que seguir los estrictos planes de alimentación podía resultar una locura en algunos momentos. Por lo tanto, saltaban al siguiente plan.

Lo peor de todo, es que se sentían frustrados siguiendo estos programas de los llamados gurús del ejercicio, habían caído más profundamente en hábitos alimenticios poco saludables una vez que habían abandonado el programa. Atiborrarse de comida se convirtió en su única forma de satisfacción. Se olvidaron de la máxima quema de grasa y hablaban de avanzar en la dirección equivocada.

Lo que resulta peor es que todas estas personas siguieron los ejercicios típicamente recomendados y las dietas de moda que causaban furor. Estaban haciendo lo que todos los demás estaban haciendo para quemar grasa rápido

Después de hablar con muchos de estos amigos e indagar en sus rutinas de ejercicio, advertí un tema en común que siempre aparecía en nuestras discusiones… estaban concentrados en el corto plazo… este enfoque era incorrecto. No estaban pensando en una salud y condición física de por vida, más bien pensaban en perder grasa y estar en forma para la “temporada de trajes de baño”.

Más específicamente, también hacían ejercicio de una manera poco menos que óptima. Observé esto en muchas personas en el gimnasio donde hacía ejercicio. Simplemente parecía que les faltaba energía o intensidad a sus entrenamientos para quemar grasa, lo cual yo sabía podía hacer que sus programas pasaran de cero a algo, literalmente de la noche a la mañana.

Sin embargo, no puedes culparlos, y ciertamente no puedes culparte, si han caído en el ciclo vicioso de programas de ejercicio y dietas de moda. Todos deseamos ardientemente lograr lo que en nuestro interior sabemos que somos capaces de hacer, y esa es la razón por la resultamos presa fácil de esta mentalidad de “póngase en forma rápido”.

La mayoría de la gente enfoca la salud y el estar en forma de la manera opuesta en que deberían hacerlo, no van a quemar grasa debido a eso. Si continuamente piensas en usar el ejercicio y la nutrición solo para bajar unos cuantos kilos o para estar en forma durante el verano, vas a quedar decepcionado con los resultados.

Si piensas en el ejercicio, nutrición y descanso como cosas separadas, vas a quedar decepcionado con tus resultados de quema de grasa y acondicionamiento físico. Si crees que necesitas pasar varias horas a la semana en el gimnasio o adherirte a alguna estrategia antinatural de alimentación, vas a quedar decepcionado con los resultados.

Lo que hacen todos estos enfoques, es meterte en el ciclo de confusión de la pérdida de grasa y el acondicionamiento físico en que están atorados muchos actualmente. En cambio, si eliges olvidarte de lo que creías saber, y comienzas con el enfoque correcto, el enfoque que se concentra en hacer cambios a largo plazo en tu estilo de vida, instantáneamente tus resultados mejorarán en un 1000%.

Cuando tu enfoque incluya la combinación de ejercicio apropiado que requiera muy poco de tu tiempo, con una nutrición tal como la planeó la naturaleza, fácil de comprender y de seguir, con el descanso y recuperación que es trascendental para la vitalidad y energía a largo plazo, entonces experimentarás el despertar de tu cuerpo y mente. Además, también quemarás más grasa.

Si eliges el camino seguido más a menudo por aquellos que desean mejorar a costa de si mismos, es muy probable que termines igual que ellos. Confundido, frustrado, infeliz, agotado, lesionado, enfermo o peor. ¿Ya mencioné bastante descontentos con su progreso para quemar grasa?

En cambio, puedes elegir abrazar un estilo de vida que incluya un entrenamiento de resistencia breve, progresivo e intenso, ingerir una dieta llena de alimentos ricos en nutrientes, beber grandes cantidades de agua, obtener mucho sueño y descanso de calidad. Toma en cuenta que cuando hagas eso, te estarás uniendo a un grupo selecto de personas que comprende que uno de los verdaderos secretos de la quema de grasa y del acondicionamiento físico que dura toda la vida, no está en una dieta de moda o en una botella que se encuentra en un estante de tu tienda local de productos saludables.

Por Rob Poulos, Experto en Pérdida de Grasa y Acondicionamiento Físico, Creador del “Incinerador de Grasa”

Funcionan Las Cintas De Correr Para Quemar Grasas?

16/03/2010

La mayoría de las personas que hacen ejercicio siguen manteniendo los ejercicios aeróbicos de ritmo moderado como su rutina principal para quemar grasa rápido. Sin embargo, existen varias razones por las que esto es una mala jugada, ya que en realidad evitan que quemes grasa y reducen tu habilidad para manejar el estrés. No obstante, hay un par de razones por las que deberías de pensarlo dos veces, o tres veces, antes de volver a poner un pie en la caminadora.

Hace algunos años, pasaba mucho tempo haciendo ejercicio aeróbico en una máquina elíptica, intentando quemar grasa rápido. Estaba haciendo los usuales 30-45 minutos por sesión alrededor de 3 veces a la semana. Estaba teniendo una mejor condición cardiovascular, o por lo menos eso pensaba, pero no notaba ninguna diferencia en mi físico. Así que seguí el pensamiento de “más es mejor” que rodea este tipo de ejercicio y añadí un cuarto día.

Después de unas cuantas semanas añadí un quinto día porque todavía no conseguía los resultados que quería. También cuidaba mi dieta, así que supuse que eso era todo lo que podía hacer. Bueno, no pasó mucho tiempo antes de que comenzara a sentirme agotado.

Esto pudiera parecer obvio, pero estaba tan concentrado en mis metas de lograr una quema máxima de grasa que no quería que esto se interpusiera en mi camino, así que seguí adelante. No habían pasado muchos días cuando me resfrié. Más tarde me di cuenta de que mi sistema inmune estaba tan extenuado que me hizo muy susceptible a sufrir infecciones virales, y eso fue lo que pasó.

¿Adivina qué? No me detuve. Seguí con mis sesiones y terminé con una terrible sinusitis que me sacó de circulación durante una semana y media. Me sentía miserable, además puedo decirte que tampoco había quemado mucha grasa. Tuve que faltar varios días al trabajo para poder recuperarme. Aprendí una lección importante, pero fue una… que uno jamás tendría que verse obligado a aprender: escucha a tu cuerpo.

Si te estás sintiendo sin energía, descansa un día o dos hasta que realmente te sientas listo para volver a hacerlo. También aprendí que el ejercicio aeróbico no te ayuda a transformar tu cuerpo o a quemar grasa rápido. Si 5 días a la semana no funcionaron, ciertamente no creas que 6 o 7 días lo harían. Incluso si lo hicieran, ¿Valdría la pena que pasaras tanto tiempo en el gimnasio?

Eventualmente descubrí que los aeróbicos estaban entrenando a mi cuerpo para que en realidad almacenara grasa corporal para poder tenerla a su disposición durante el siguiente entrenamiento… ¡Cielos! También descubrí que en realidad estaba reduciendo la capacidad de mi cuerpo para manejar el trabajo y el estrés. Me estaba volviendo más eficiente para manejar un trabajo sencillo, pero jadeaba como un caballo de carreras cuando intentaba hacer algo marginalmente más intenso… incluso algo como subir una larga escalera. Tampoco estaba quemando grasa.

Otra cosa que me preocupa con respecto al ejercicio aeróbico son las lesiones por uso excesivo y los desequilibrios musculares. Estos problemas son comunes en los atletas competitivos que realizan el mismo movimiento monótono una y otra vez.

Los músculos primordialmente involucrados en estas actividades también reciben la mayor carga de trabajo mientras que el resto de tu cuerpo es olvidado. Esto también aplica a cualquiera de los movimientos aeróbicos recomendados por muchos profesionales del acondicionamiento físico para quemar grasa, debido a que son movimientos repetitivos que se hacen de manera continua durante largos periodos de tiempo, varias veces a la semana, lo cual afecta a los mismos grupos musculares.

Los corredores son un gran ejemplo. El golpeteo que esta actividad aplica a las articulaciones implicadas (rodillas, etc.) puede provocar lesiones por el uso excesivo de esa área. Así mismo, debido a que la parte inferior del cuerpo realiza la mayor parte del trabajo, se están creando desequilibrios severos en otras zonas de tu cuerpo. Tendrás que sumar más ejercicio para compensar esto, y antes de que te des cuenta, tendrás que pasar gran parte de tu tiempo haciendo ejercicios que se suponía iban a quemar grasa rápido.

La buena noticia es que puedes evitar estos problemas completamente, y dedicar un promedio de 15-20 minutos, 2-3 días a la semana a la realización de un entrenamiento intenso de resistencia realizado de manera apropiada, para quemar grasa como quieres.

Los estudiantes de mi sistema Incinerador de Grasa saben esto y simultáneamente queman grasa, desarrollan músculo, fuerza y salud duradera con todos sus esfuerzos. Así que bájate de la caminadora y realiza un entrenamiento de resistencia intenso… tu cuerpo te mostrará la diferencia con una exitosa quema de grasa, y te lo agradecerá al mismo tiempo.

Por Rob Poulos, Experto en Pérdida de Grasa y Acondicionamiento Físico, Creador del “Incinerador de Grasa

Aprende Una Buena Rutina De Ejercicios Para El Gimnasio!

16/03/2010

La mayoría de las personas que hacen ejercicio siguen manteniendo los ejercicios aeróbicos de ritmo moderado como su rutina principal para quemar grasa rápido. Sin embargo, estudios recientes han demostrado que ese es un gran, de verdad gran error. De hecho, podría decirse que toda la explosión de ejercicios aeróbicos de hace unas cuantas décadas fue uno de los errores más grandes de la industria de salud y acondicionamiento físico. ¿Por qué??

Existen varias razones, pero en esta ocasión me concentraré en dos problemas principales. Cuando se hace ejercicio a un ritmo moderado durante largos periodos de tiempo (como ocurre en el porcentaje típicamente recomendado de tu ritmo cardíaco objetivo), tu cuerpo está quemando grasa durante el ejercicio. Aunque esto parece ser bueno, en realidad es malo.

Esto envía una señal a tu cuerpo para que mantenga una cierta cantidad de la grasa almacenada para que esté disponible durante tu siguiente ejercicio. Esencialmente, le estás diciendo que necesita tener grasa disponible para poder quemarla, ‘porque vas a volver a hacer este ejercicio. Por lo tanto, aunque quememos algunas calorías durante el ejercicio, cuando este se haya terminado, nuestro cuerpo comenzará a almacenar algo de grasa para el siguiente entrenamiento. Obviamente, esto no es lo que estamos buscando en términos de lograr una máxima habilidad para quemar grasa rápido.

El otro gran problema relacionado con el ejercicio aeróbico de ritmo moderado realizado varias veces a la semana, es que entrena a tu cuerpo (corazón, pulmones, músculos, etc.) para que se vuelva eficiente. De nueva cuenta, esto puede sonar bien, pero en realidad está pasando algo malo para tu salud a largo plazo. Solo te estás ejercitando dentro de tus límites aeróbicos existentes, sin mejorar tu capacidad aeróbica.

Esto es importante porque tu capacidad aeróbica es lo que determina la manera como tu cuerpo responde en momentos de estrés físico, emocional y mental. Si reduces tu capacidad para trabajar, como ocurre en este tipo de ejercicio, estás reduciendo tu salud a largo plazo, no sin mencionar que tienes probabilidades muy pobres de quemar grasa.

Lo bueno es que puedes revertir estos efectos, si en lugar de eso te concentras en ejercicios de resistencia de alta intensidad, haciendo entrenamientos que duran en promedio 15-20 minutos y que solo se hacen 2-3 veces a la semana.

Estos ejercicios quemarán carbohidratos en lugar de grasa durante el entrenamiento, y provocarán que tu cuerpo use sus reservas de grasa para reabastecer los carbohidratos quemados durante las siguientes 24 horas, ¡después de que acabó el entrenamiento! Este tiempo de ejercicio también incrementará tu capacidad de reserva y a su vez, tu habilidad para manejar todo tipo de estrés, haciendo que tengas una salud y condición física duradera… que quema grasa 24/7. ¡Excelente!

Sin embargo, el ejercicio debe de hacerse de manera correcta para que sea efectivo, y eso significa que se debe de usar una intensidad suficiente, manteniendo los periodos de descanso entre ejercicios y series en 60 segundos o menos.

Los estudiantes de mi método Incinerador de Grasa saben esto, y están cosechando los beneficios. Si piensas en el poco tiempo que dispones, al compararlo con los métodos típicamente recomendados para conseguir estos resultados de quema de grasa y creación de salud, este resulta casi mágico.

Por Rob Poulos, Experto en Pérdida de Grasa y Acondicionamiento Físico, Creador del “Incinerador de Grasa

Consejos Sobre Tu Salud…

16/03/2010

Esta mañana estaba navegando por internet cuando vi algo que realmente atrajo mi atención. Eran los datos más recientes relacionados con nuestra esperanza de vida como seres humanos de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, junto con una historia de cómo ha cambiado con el paso de los años.

Esta información se remontaba desde el periodo neandertal hasta los humanos en la época presente.

El hombre de neandertal solo vivía 20 años en promedio, mientras que actualmente los humanos tienen una esperanza de vida de alrededor de 75 años.

¡¿2,900 O Más Días De Miseria En Tu Futuro?!

Sin embargo, ¿sabías que hoy día la gente tiene una esperanza de vida saludable promedio de tan solo 67 años? En otras palabras, esto nos está diciendo que puedes esperar 8 años de vida con mala salud. ¡8 años! Eso equivale a más de 2,900 días de mala salud. No sé tú, pero eso no es algo que deseo. Estoy seguro que podemos tener más de 67 años de buena salud en este planeta. ¿Y sabes qué? Si podemos.

Este número es un promedio. Y como con cualquier otra cosa, no tienes porque ser promedio si no lo deseas. La persona promedio no hace ejercicio apropiadamente, si es que lo hace. La persona promedio no sabe cómo seleccionar los alimentos adecuados y mantener una dieta saludable. La persona promedio no se aplica ni mental ni emocionalmente a mantener una vida libre de estrés.

Si esto te parece muy parecido a ti, la buena noticia es que no tienes porque seguir siendo esta persona. Aunque es una pena que la industria actual de la salud, acondicionamiento físico y dieta esté confundiendo más que ayudando a la gente, hay unas cuantas personas y organizaciones que pueden proporcionar un enfoque realista, efectivo y eficiente para sobrepasar la esperanza promedio de vida sana y vivir esos años llenos de energía, fuerza y vitalidad.

Todo el tiempo recibo preguntas de los lectores de mi boletín y sistema Incinerador de Grasa, después de que revisan los materiales IG, sobre cómo no pueden creer la poca cantidad de ejercicio necesaria. Y a pesar de que les digo directamente que pueden dejar de hacer aeróbicos o ejercicios cardiovasculares tradicionales debido a lo poderoso que verdaderamente es el ejercicio IG, muchos todavía tienen problemas para hacerlo.

Lo que les digo está relacionado directamente con el tema de la esperanza de vida y con cuánto tiempo tenemos realmente en nuestras vidas. Les digo que tener un cuerpo delgado, fuerte y sano es grandioso. Es una de las cosas más importantes que podemos lograr. Punto. Pero, ¿Cuánto tiempo vale la pena para ti? Esa es la pregunta que me hice una y otra vez cuando investigaba mis propios métodos y desarrollaba los métodos IG.

La mayoría de la gente, después de años y años de prueba y error, se da cuenta de que gastó muchos días y horas a la semana y que no valió la pena tanto esfuerzo. Entonces proceden a medir cuidadosamente su comida, a contar calorías, a privarse de alimentos ricos en nutrientes como los carbohidratos de grano entero, lo cual no debería de ser necesario para disfrutar de una vida sana y llena de energía. Y no lo es.

¿Cuánto Tiempo y Esfuerzo Se Requiere Como Mínimo?

En lo que verdaderamente debemos enfocarnos es en la cantidad de tiempo y esfuerzo que se requiere como mínimo para obtener los resultados que estamos buscando. Piénsalo. No cuánto, sino cuál es el mínimo requerido. Recuerda, solo tenemos 67 años saludables como punto de partida… Si valoro mi tiempo en este planeta, esto es lo que debería de estar buscando.

Si realmente se necesitaran horas y horas a la semana y toda esa enloquecedora manipulación de la nutrición para quemar grasa, desarrollar músculo, fuerza y salud cardiovascular, no estoy seguro de que podría hacerlo. Por lo menos no a largo plazo. Intenté ese enfoque durante años, y tengo que decirte que no fue placentero. Y tampoco es realista dadas las demandas que nuestras vidas colocan sobre nosotros actualmente.

No obstante, como mencioné antes, ya no tienes que preocuparte por esas cosas. Los principios en mi sistema IG te permiten acercarte a tu potencial genético para tener un cuerpo delgado, fuerte y sano dedicando unos cuantos minutos a la semana y con cambios en tu estilo de vida muy sencillos.

¿Solo 45 Minutos A La Semana… Comiendo Alimentos Deliciosos?

Mi esposa Kalen y yo hemos estado usando los principios IG durante unos cuantos años. Entrenamos dos veces a la semana. Descansamos toda una semana de vez en cuando. No contamos calorías. No eliminamos los alimentos que nos encantan. Si es el cumpleaños de nuestra hija, disfrutamos de un buen pedazo de pastel y helado. Solo trabajamos con los principios IG y conservamos nuestra mejor condición física un día tras otro, una semana tras otra, un año tras otro.

Nos ejercitamos tan poco debido a la manera como hacemos y creamos nuestros entrenamientos, comemos con tal flexibilidad porque nos adherimos al estilo de vida IG, el cual te da el poder de la flexibilidad y variación que no tienen la mayoría de los programas.

Lo que estoy diciendo es que descubrí lo mínimo requerido para darme la salud y cuerpo que deseaba. Esto también lo están logrando los estudiantes de mi sistema IG. Ciertamente podría añadir otro día a la semana para entrenar, pero en este punto podría resultar desastroso para mis resultados. Podría comenzar a jugar con mi dieta de muchas maneras alocadas, pero eso solamente molestaría a mi cuerpo y me provocaría un estrés innecesario.

Entonces, te pregunto, ¿Estás intentando saber cuál es el mínimo requerido para darte los resultados que deseas? Si verdaderamente valoras tu tiempo y otros objetivos valiosos en tu vida, te estoy sugiriendo que esto es exactamente lo que deberías de estar haciendo. Si no lo haces podrías terminar siendo una persona promedio de 67 años a la que le esperan 8 años de mala salud.

Por cierto, si todavía no has leído mi libro el Incinerador de Grasa, de verdad deberías de hacerlo inmediatamente. Me tomó años aprender todas las técnicas y secretos que mi esposa y yo utilizamos para bajar más de 45 kilos de grasa (ve nuestras fotografías después de que hagas click en el siguiente botón), cambiamos totalmente la forma de nuestros cuerpos, elevamos nuestra energía y desarrollamos una salud duradera… sin embargo, tu puedes seguir mi plan en tan solo unos minutos con mi sistema Incinerador de Grasa.

Por Rob Poulos, Experto en Pérdida de Grasa y Acondicionamiento Físico, Creador del “Incinerador de Grasa”

Multiplica Por 3 Los Frutos De Tus Ejercicios!

16/03/2010

¿Quieres saber cómo triplicar los resultados de tu entrenamiento de resistencia? ¿Por qué no querrías?

El entrenamiento de resistencia realizado apropiadamente puede darte sorprendentes resultados de pérdida de grasa, junto con ganancias de músculo y fuerza. Además de eso, cuando utilices las técnicas que describo en el libro electrónico del Incinerador de Grasa, también recibirás beneficios de primera clase en tu salud cardiovascular. Todo eso con tan solo 2-3 entrenamientos a la semana que solo duran entre 15-20 minutos en promedio.

Sin embargo, tienes que hacerlos bien, no como lo enseña el entrenador de resistencia promedio en estos días. Entra a cualquier gimnasio y verás que por lo menos la mitad, si no es que más, de los presentes, estarán haciendo sus ejercicios de una manera poco menos que óptima… y estoy siendo amable.

Así que ahora mismo hablemos de las maneras que puedes usar para triplicar los resultados de tu entrenamiento de resistencia inmediatamente. Tiene que ver con la manera cómo realizas específicamente las repeticiones. Para comprender mejor esto, examinemos los 3 diferentes niveles de fuerza presentes en cualquier ejercicio de resistencia.

Toma como ejemplo el ejercicio de flexión con mancuernas para los bíceps. En este movimiento, comienzas con las pesas colgando a tus costados. Luego procedes a flexionar suave y lentamente las mancuernas hasta tus hombros. Este movimiento entrena tu nivel de fuerza positiva. Luego debes de hacer una breve pausa y contraer los bíceps en la parte alta del movimiento. Esto entrena tu nivel de fuerza estática.

Finalmente, deberás de bajar las mancuernas lentamente hasta la posición inicial. Esto entrena tu nivel de fuerza negativa.

Ahora bien, el problema es que la mayoría de la gente ni siquiera se preocupa por los niveles de fuerza estática o negativa. Ponen toda su atención en la parte del “levantamiento” o positiva del movimiento, sin hacer una pausa o contraer lo suficiente en la parte alta, y casi no dedican el tiempo suficiente a la parte negativa.

En efecto, solo están cosechando un tercio de los beneficios que este ejercicio puede darles. De hecho, es menos que eso, porque las porciones estática y negativa pueden crear mejoras más profundas a tus niveles existentes de fuerza. Esto es algo que deseas, ya que provocará un progreso más grande, más rápido, asumiendo que le das a tu cuerpo el tiempo suficiente para recuperarse.

¿Por qué nos preocupamos tanto por la fuerza? Además de las razones obvias, la fuerza provoca que el músculo crezca, lo cual provoca que tengas un metabolismo de reposo más rápido, lo cual provoca una pérdida de grasa más rápida y otros muchos factores de salud mejorados a los que podría dedicar un par de páginas por lo menos ;-).

En el libro electrónico y en el Programa De Lujo del Incinerador de Grasa llevo estos conceptos al siguiente nivel. Aquí estamos usando técnicas para maximizar tus niveles de fuerza estática y negativa para presionar los límites de tu potencial genético delgado y sano al máximo. Ahí es donde comienza la verdadera diversión.

Por ello, asegúrate de no olvidar los niveles de fuerza estática y negativa cuando realices tu siguiente entrenamiento de resistencia. ¡No desperdicies la oportunidad de triplicar tus resultados!

Por Rob Poulos, Experto en Pérdida de Grasa y Acondicionamiento Físico, Creador del “Incinerador de Grasa”

3 Dietas Que Funcionan

31/01/2010
dietas saludables

3 Dietas Que Funcionan

¿ Estas buscando bajar de peso rápido ? Si es así entonces vas a necesitar saber cuales son las dietas que funcionan y que alimentos contienen.

Acá te presento 3 tipos de dietas que van a ayudarte a quemar grasas:

1. La dieta de la zona:

Esta dieta se volvió famosa estos últimos tiempos. Funciona bastante bien y es bastante fácil de entender. Básicamente la dieta de la zona busca entregarle comida sana a nuestro sistema digestivo. Si la comida no es saludable, entonces no entra “en la zona”.

De todas maneras, hay una regla a seguir en esta dieta, y es que los alimentos que consumimos tienen que estar compuestos por un 30% de proteínas, 30% de grasas y un 40% de hidratos de carbono.

Las grasas no tienen que ser saturadas y los hidratos de carbono tienen que ser naturales y no procesados. De nuevo, en esta dieta solo se comen alimentos sanos, los que por naturaleza implican muchísimas menos calorías que consumismos a diario.

2. La dieta Atkin:

Mucho se escribió sobre esta dieta que gana y pierde popularidad todo el tiempo. Esta dieta nace en los años alrededores a 1970, se hizo famosa y luego quedo en el olvido para regresar de nuevo en 1990 y volver a ganar popularidad.

La dieta Atkin gira alrededor de la noción de que los hidratos de carbono te vuelven gordo porque se convierten en grasa fácilmente y elevan los niveles de insulina que resulta en mayor grasa acumulada en nuestro cuerpo.

La forma mas pura de esta dieta es eliminar todos los hidratos de carbono para de esta manera forzar al cuerpo a que queme grasas para nutrirse de energía. De todas maneras, algunos simplemente limitan la cantidad de hidratos de carbono que consumen, y esto también funciona.

En conclusión, disminuir la cantidad de hidratos de carbono que consumimos también funciona.

3. La dieta que elimina azucares:

Esta dieta es similar a la dieta Atkin en el sentido en que limita las azucares. Por lo general, los azucares refinados y procesados son malos para alguien que busca perder peso ya que contienen calorías “vacías” que solo sirven para acumular grasa.

En esta dieta particular te vas a estar fijando en la cantidad de gramos de azucares que tienen los alimentos. Si te gusta consumir alimentos con mucha azúcar entonces este tipo de dieta no es para vos.

Conclusión: Hay varias dietas que te sirven para bajar de peso rápidamente, y acá te presente algunas de ellas, clickea el próximo link si queres saber mas sobre dietas que funcionan y planes de alimentación.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.